Las bajas tasas de interés, en Estados Unidos, provocarán el aumento de la demanda

Time Buyers

Time Buyers

El inicio del año (2020) fue muy productivo para el mercado de los bienes raíces en los Estados Unidos, antes del efecto de la pandemia del coronavirus, se estimó que la baja de las tasas de interés en los créditos hipotecarios iba a provocar la demanda de viviendas en todo el país, lo que iba a provocar un auge en  el sector y la clase media nacional estaría accediendo con mayor facilidad a nuevas y mejores propiedades.

Este fenómeno lo explicó la firma especializada CoreLogic la cual estima que después de los abates por la Covid-19 esta tendencia puede continuar para promover la compra-venta en la industria y no ver una caída en el mercado que termine afectando a la economía americana, cual está a punto del colapso y poniendo a debatir a su presidente, Donald Trump, si activa la industria a pesar de los riesgos sanitarios.

“Enero marcó el tercer mes consecutivo en que el crecimiento anual del precio de la vivienda se aceleró en nuestro índice nacional, ya que las bajas tasas hipotecarias y el aumento de los ingresos respaldaron las ventas de viviendas”, explicó Frank Nothaft, economista jefe de CoreLogic.

Según las proyecciones de la firma se espera que el costo de las viviendas y propiedades  para tal fin crezcan alrededor del 5,4% desde este 2020 hasta el año que viene. Pues las estimaciones predicen que las bajas tasas de interés comenzarán a promover que las familias de clase media tengan la capacidad de compra y así optar por propiedades en el mercado habitacional.

La demanda estará focalizada en las unidades residenciales en los condominios como en el segmento de las viviendas unifamiliares.

Los indicadores hablan que los estados de la Unión Americana que más demanda en vivienda será Idaho (10,5%), Dakota del Sur (9,3%) y Missouri (7,6%) esto en relación a los mismos números correspondientes al periodo del 2019. Mientras que Connecticut fue el único estado en donde cayeron los precios de las viviendas durante el mismo período.

Muchas expectativas en la industria

A pesar de que el coronavirus ha frenado el crecimiento económico en los Estados Unidos en el primer trimestre del año y se espera que para el segundo también, los especialistas del Real Estate esperan que al reactivar las principales centro industriales del país, la capacidad de compra se recupere y por ende la demanda.

Pero la clave de dicha bonanza será si los bancos mantendrán las tasas de créditos hipotecarios con porcentaje de interés bajos para que las familias de clase media se animen a adquirir nuevos proyectos habitacionales.

Detroit con la misma expectativa

Esta misma tendencia de crecimiento se verá en Detroit, ciudad que ha estado en la vanguardia en la bonanza del sector inmobiliario en los Estados Unidos. Gracias a que muchas empresas de diversos sectores han apostado por la capital de Michigan, la capacidad de compra de su población activa incita a la alta demanda de propiedades.

Desde hace cinco años, muchas empresas que han comenzado a expandirse y a abrir convocatorias para ocupar nuevos puestos de trabajo. Google multiplicó sus operaciones y construirá su primera fábrica de vehículos autónomos; Fiat Chrysler Automotive abrirá nuevas instalaciones y terminales de producción. Starbucks, Linkedin, Microsoft, Quicken Loans, Kellog’s, Walmart y Penske son otros ejemplos de esta expansión.

Este escenario solo provocará que mucha mano de obra calificada de otras zonas de los Estados Unidos, quieran emigrar a esta ciudad, la cual abre más opciones de oportunidades y esto los bancos y entes financieros quieren aprovechar atrayendo a los interesados con atractivos planes hipotecarios donde las tasas de interés estarán por debajo de lo estipulado.

La banca aliada fundamental

Este año la Reserva Federal optó por comprar al menos unos USD $ 500.000 millones en bonos del Tesoro de Estados Unidos y al menos USD $ 200.000 millones en valores respaldados por hipotecas, las acciones indican que la Fed pone el efecto económico del brote de coronavirus en un nivel similar al de la crisis financiera mundial en 2008.

Esto permite que las tasas de interés hipotecario se mantengan a un precio razonable para no desestabilizar a un mercado que ha venido creciendo en los últimos años. Esta estrategia no pondrá en riesgo la inversión de muchos sectores que han apostado al mercado inmobiliario en los Estados Unidos.

Se espera que, tras superar la crisis del coronavirus en los Estados Unidos, todos los sectores se reactiven y ciudades como Detroit pueda seguir ofreciendo amplia opciones a la hora de poder, no solo invertir, sino también de adquirir unidades de vivienda, pero esto solo será posible si la banca sigue manteniendo líneas crediticias muy atractivas para la clase trabajadora. El panorama luce esperanzador a pesar de la actual crisis sanitaria que afecta a los Estados Unidos, país con el mayor número de casos en el mundo.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin