El sur de Michigan un nuevo mundo de oportunidades en real estate

Juan Pablo Pistorio

Juan Pablo Pistorio

Muchos argentinos pasan horas en la web buscando nuevas inversiones que los ayuden a escapar de la inflación, la inseguridad jurídica y la alta carga tributaria que representa hacer negocios en Argentina. El real estate es sin dudas, uno de los rubros preferidos entre ellos. Estados Unidos sigue además siendo, por lejos, la plaza más requerida, y los 10 años de recuperación tras la crisis inmobiliaria de 2008, claramente les ha dado la razón. Claro que algunas plazas sufren hoy las consecuencias de ese crecimiento, reflejando en sus precios valores inaccesibles para algunos y poco rentables para otros. Es por eso que es muy importante reinventarse constantemente para ampliar el horizonte, sin atarse a ningún modelo de negocio o ciudad, ya que tarde o temprano, llegara el tan temido techo que nos obligará a tener que mover nuestro dinero a otros lugares o simplemente tener que esperar que el ciclo se repita en otra década más. Por caso, hoy el Estado de Michigan, bien al norte del país, presenta notables oportunidades de inversión, impulsadas por un mercado local pujante y la necesidad inagotable de viviendas, en los sectores económicos medios y altos. Allí hay un nicho de compradores e inquilinos que sustentan un negocio incipiente el cual hoy se encuentra en una curva de crecimiento sin precedentes. La ciudad más conocida de este Estado sin dudas es Detroit, una plaza de inquilinos de bajos ingresos que hoy han sufrido la crisis de COVID19 de manera tal que ha afectado los porcentajes de retorno que muchos esperaban. Pero fuera de los límites de la Ciudad Motor, se encuentra el área urbana más poblada de Michigan, el Metro Detroit, que alberga a gran parte de la clase media de la región, la cual no sintió tal impacto, brindando así a los propietarios la seguridad de haber seguido cobrando sus alquileres sin necesidad de tener que caer en un desalojo, algo que además estuvo prohibido por la Gobernadora hasta el 15 de julio pasado. No es un dato menor que la única ciudad que hoy goza con ese beneficio para los inquilinos es Detroit, mientras que el resto del estado actualmente puede accionar contra los morosos sin ningún impedimento, recuperando así el control de su propiedad y por ende, el flujo de dinero esperado.


Otra gran ventaja de las ciudades del Metro Detroit, es que dado que aún no cuenta con la popularidad de otras metrópolis, los valores de sus propiedades nos permiten obtener retornos un 50% más altos que en las ciudades de moda, garantizádole así al inversor actual, años de ganancias más ventajosas que a los futuros compradores, y por carácter transitivo, un potencial de revalorización significativo en los próximos años. Es cierto que las ciudades pobres ofrecen menores montos de inversión y eso a muchos les da la ventaja de necesitar menos dinero para invertir, pero es importante entender que esos valores claramente responden a circunstancias que en un futuro nos pueden hacer perder todo el capital que creímos haber ganado. El equilibrio es la clave y sin dudas, conocer la lógica del territorio donde se va a invertir ayuda siempre a reducir el margen de error que el día de mañana podría convertirse en perdidas que pueden ser irrecuperables.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin